¿Se nos pasa rápido el enojo?