¿Existen los tiempos en las relaciones?