¿Ayuda la fama en la conquista?