¿Estás espiando mucho a tu pareja?


¿Espías a tu pareja? La desconfianza es un tema que ronda por todas las relaciones de pareja en más de alguna ocasión, y queramos o no causa bastantes problemas, es decir, marca un vuelco inesperado en esta historia de amor que parecía ir viento en popa.

Probablemente cuando vienes de historias pasadas en las que te han sido infiel o has sospechado de alguna deslealtad, tu forma de ver la vida cambia siendo mucho más desconfiado e incisivo al momento de relacionarte con una persona que te causa mariposas en la guatita.

¿Quién en algún momento pecado revisando el celular de la pareja? Dicen que el que busca siempre encuentra, y eso es un gran dilema, porque nos siembra una duda que podríamos comprobar revisando lo más privado que tiene su celular, aunque no es lo más recomendable, porque no te hará bien ni a ti ni a tu pareja.

Estar en una relación de pareja no significa vivir en un mundo aparte, casi preso sin poder salir ni hablar con nadie, la vida social debe continuar, eso si que con más precauciones y ojala alejado de las tentaciones que te podrían hacer duda de si realmente quieres seguir en tu relación de pareja.

Ellos y ellas son bastante distinto en lo que almacenan en sus teléfonos móviles, de hecho si te pones a pensar en las preferencias probablemente no tengan nada en común, y las imágenes que puedes encontrar en los distintos dispositivos móviles te podrían abrir un mundo de imaginación que puede provocar que imagines cosas donde no las hay.

Hay personas que sin haber trabajados de espías se convierten en ellos, empujados por la necesidad de saber que su pareja no anda en malos pasos ni mirando para otro lado. Aunque entre parejas es muy normal que se entreguen las claves de todo como una forma de confianza y que nada esconden, pero ¿dónde queda tu privacidad en este caso?

Sin embargo, hay personas que se obsesionan con lo que hace y no su pareja, llegando al extremo de estar al pendiente en cada momento que su pareja se descuide y deje el dispositivo móvil en cualquier lugar para de inmediato correr y revisar hasta los mensajes que tienen con sus padres.

Algo no está bien y sería bueno que lo comprendieras antes que fuera demasiado tarde, no eres dueño de tu pareja ni tienes el poder de decidir que debe y no hacer en su vida. Si sientes que jamás podrás confiar, es mejor que des un paso al costado finalmente terminarás haciéndote mucho daño.

Y tú ¿le has revisado alguna vez el teléfono a una pareja?

(70)

¿Estás espiando mucho a tu pareja?

0 Comments