¿Te has topado con un Don Juan?


No todo es como parece, porque hay hombres que no quieren compromiso y que son unos verdaderos “Don Juan” porque pican en todos lados, y no miden las consecuencias porque para ellos lo más importante es pasarla bien y tienen un bla bla que sorprende, porque con la labia enganchan a cualquiera.

“Eres casi el hombre perfecto”, nos hubiera encantado que esto fuera cierto, pero no. Porque este tipo de personas tiende a ser un seductor, infiel y que no se satisface con nada, es por eso que no se queda en un solo lugar sino que va de casa en casa.

Cuando ya logra lo que quiere, se va y busca en otro lado alguna diversión, porque saben manipular perfectamente a sus víctimas, que mientras no vinculen sentimientos también lo pasan bastante bien, el tema es cuando te enamoras de un “Don Juan”, lamentablemente estás destinada a sufrir.

 Lo que le llama la atención al “Don Juan” es la intensidad y la pasión de los primeros días, pero cuando se da cuenta que la otra persona está vinculando más allá sus sentimientos da marcha atrás rápidamente, escapando porque perdió el interés por la persona en cuestión.

¿Cambian? Hay quienes piensan que pueden hacer cambiar a una persona cuando están en pareja, sin embargo, todo depende porque si no existe voluntad de la otra parte para hacer que las cosas funcionen no hay mucho qué hacer, es mejor que des vuelta la página y hagas borrón y cuenta nueva.

Hay veces que este tipo de personas mantienen relaciones estables, pero es solo por presión social porque no pueden estar exclusivamente con una sola persona, es más la fidelidad no existe en estos caso, y vas derecho a un precipicio si piensas que pueden cambiar en algo.

¿Por qué será que nos gustan los malos?, Durante mucho tiempo nos hemos cuestionado esta pregunta, porque solemos sentir atracción por los pasteles o ese tipo de personalidades que no calza con el niño bueno. Pero con el paso del tiempo te vas dando cuenta que nada es como querías  y lo que creías sería un boom, se transformó en el peor dolor de cabeza.

Y tú ¿has conocido un Don Juan?

(35)

¿Te has topado con un Don Juan?

0 Comments