Tal vez sea momento de romper tu compromiso ¿cómo saberlo?


A pesar de que cada vez son menos las parejas que toman la decisión de casarse, muchas siguen haciéndolo. La presión de tener la boda de tus sueños, las respectivas familias opinando de todo, someten a niveles de estrés significativos a los novios, generando dudas sobre si están tomando la decisión correcta al casarse o tal vez fue muy apresurado.

Es normal dudar, significa que están cuestionándose situaciones o actitudes que potencialmente puedan mejorar con tiempo, sin embargo, algunos expertos mencionan que existen 3 razones por las que es necesario poner fin al compromiso y mejor tomar caminos separados.

1. La planificación de la boda es más que nada una batalla campal

Es muy común que no estén de acuerdo con ciertas decisiones, que uno quiere algo y el otro quiera lo contrario. Por el contrario, si esto significa una pelea de todos los días, en donde ninguno quiere ceder, es mejor no continuar. Organizar una boda es lo suficientemente estresante como para ver cómo resolverán las problemáticas a futuro. Entonces ¿piensas que comprar una casa, criar hijos o enfrentar situaciones más complejas, será igual de tortuoso?

2. Sus diferencias sean más grandes que el amor

Cada persona ha sido criada con un sistema de valores y creencias únicos, que si el otro no acepta o no quiere respetar, se pasarán la vida completa discutiendo, peleando y tratando de cambiar al otro. Aquí entran temas como infidelidad, secretos que salen a la luz tras años, dinámicas familiares imposibles y más.

3. Se toman por sentado

Uno de los más grandes errores que cometen las parejas en general, es acostumbrarse al otro y darse por sentado. El matrimonio no es una afirmación de pertenencia que indique que esa persona estará por siempre a tu lado sin importar nada. Por supuesto que es la idea, sin embargo, es importante siempre mantener la relación encendida. Saber que pueden contar con el otro y que la resolución de problemas es en conjunto.

(65)

Tal vez sea momento de romper tu compromiso ¿cómo saberlo?

0 Comments