Si te sientes identificada con esta publicación, tal vez es momento de terminar tu relación


Las relaciones perfectas no existen, de eso estamos claras, es imposible estar de acuerdo en absolutamente todo con tu pareja, incluso si tienen los mismos valores o sistemas de creencias, en algún pequeño punto, tendrán una discrepancia, porque todos somos personas diferentes y diversas, y sin duda las discusiones desde el respeto, nos hacen crecer.

Lo malo está en cuando comienzas a sentirte incómoda o infeliz en tu relación, quizás no todo el tiempo, pero si una porción importante. Muchas veces, queremos poner tanto esfuerzo en ellas que pasamos por alto ciertos signos, que nos demuestran que nuestra relación se está convirtiendo en algo tóxico: celos, control, conductas violentas, etc.

Si tu relación toma alguno de estos caminos, mejor evalúa bien si debes seguir ahí:

Chantaje emocional: Es importante que canalicen sus sentimientos negativos y los sepan comunicar de manera que no estés haciendo sentir mal al otro a propósito. Es normal disgustarnos, pero de ahí a querer sentir culpable al otro, hay una gran diferencia. ¿Cómo? Si tú o él saldrán con sus amigos, pero el otro quería quedarse juntos en otro panorama, es mejor decir claramente “me gustaría que pasáramos esta tarde juntos solamente los dos” antes que “no te preocupes, ya estoy acostumbrada a que me dejes sola”.

Co dependencia: Este es uno de los rasgos más altísimamente tóxicos y es porque básicamente uno de los dos no quiere o no “puede” cortar la relación, pues básicamente necesita al otro para existir. Podrás identificarla en frases como “no puedo vivir sin ti”, “eres el aire que respiro”, “lo eres todo para mí”. Esto es un problema enorme pues, además de que uno de ustedes no puede aceptar vivir la soltería, por miedo a la soledad o cualquier otra razón, sino que además la otra parte está sintiéndose obligado a estar la uno por la co dependencia.

Ignorar: La famosa “ley del hielo” esta conducta es súper destructiva, pues uno de los dos no tiene la madurez suficiente para enfrentar el problema de manera adulta y no encuentra nada mejor que ignorarte, evadir los problemas. Esto puede ser el inicio de conductas humillantes y derivar en problemas de autoestima y confianza.

(29)

Si te sientes identificada con esta publicación, tal vez es momento de terminar tu relación

0 Comments