Claves para enfrentar los berrinches de tus hijos


Llegada a cierta edad, es muy común que los niños comiencen a hacer berrinches, esta es una respuesta biológica ante la necesidad de expresar sus frustraciones o sentimientos sin saber canalizarlos de manera adecuada.

Esto suele ocurrir hasta los 3 años en promedio, pero se puede extender si no sabes cómo tratar estos momentos y enseñarle a expresarse adecuadamente. Es muy importante que te muestres siempre calmada, para que de este modo jamás pierdas el control de la situación y continúes viéndote como una figura de autoridad y de resolución de problemas.

  1. Se amorosa: puede que ya estés cansada, igualmente molesta y frustrada, pero debes transmitirle seguridad y serenidad a tu hijo en todo momento. El primer punto es descubrir qué comenzó su incomodidad.
  2. Trata de distraerlo: esto es más sencillo cuando recién está comenzando el berrinche, cántale su canción favorita, pregúntale por otra cosa que le guste, muéstrale un juego divertido o algo gracioso.
  3. Escúchalo y presta atención a sus emociones: no le digas frases como “¿y por eso estás llorando? Es una tontera” “no llores, no es para tanto”, déjalo que se exprese, manteniendo los límites, en caso de estar haciéndole daño a alguien o a sí mismo. Valora sus emociones, así se sentirá aceptado y querrá compartirlas contigo en siguientes ocasiones. Si no quiere hacerlo de inmediato, dale tiempo, respeta su espacio. Nunca lo ignores.
  4. Explícale qué está bien y lo que no: inclínate a su altura, esto les da mayor confianza y con voz pausada y en un tono suave, explícale con buenas palabras porqué lo que hace no está bien, no lo amenaces, pero sí incítalo a pedir perdón de ser necesario.
  5. No golpes ni gritos: estas conductas deben estar descartadas de la maternidad y la vida en general, la violencia sólo genera más violencia y conductas negativas a largo plazo. Si piensas que ya estás perdiendo la paciencia y no puedes más, pídele a alguien que te asista.
  6. No cedas a su petición: acceder a sus berrinches es avalar su comportamiento. Con esto le estarás enseñando que cada vez que quiera conseguir algo, debe hacer un berrinche y luego “canjear” su premio.
  7. Refuerzo positivo: cuando se tranquilice, felicítalo. Recuérdale lo linda que es su sonrisa y que logró superar su rabia/pena, que poco a poco para la próxima lo irá haciendo mucho mejor. Nunca lo amenaces con que ya no lo vas a amar, ni lo avergüences, esto sólo afectará a su autoestima.

(94)

Claves para enfrentar los berrinches de tus hijos

0 Comments