Mira este sorprendente artefacto que controla rabietas en los niños


Ser madre o padre no viene con un manual de instrucciones, sería imposible hacer uno además, pues los niños son muy diferentes unos de otros y casi siempre, muy impredecibles.

Dicen los expertos que los terribles 2 es cuando más pataletas comienzan a hacer. Es muy importante conocer el mejor método de contención para tu hijo y ser muy, pero muy paciente. Algunos niños son más difíciles que otros, pero lo importante es que aunque te veas superada, nunca lo demuestres frente a tu hijo, por lo menos a esta edad.

Cuando los pequeños comienzan su rabieta, lo que menos te servirá para contenerla es regañarlos, sólo conseguirás alterarlos más. Una excelente solución viene de la mano de un simpático “artilugio”: El frasco de la calma.

María Montessori, fue una gran mujer creadora de un particular método educativo. Ella decía que si los niños se educaban en un ambiente sin castigos, pues así ellos aprenderían de forma más humana. Esta educadora, médica, psiquiatra filósofa y feminista, además creo este particular frasco.

¿Qué es el frasco de la calma?

Por muy obvio que suene, el frasco de la calma no es más que eso, un frasco que dentro de él tiene glitter, agua y pegamento transparente. De hecho puedes aprovechar un momento con tu hijo para explicarle qué es y hacerlo en conjunto, con los colores que él o ella quieran.

¿Cómo funciona?

Cuando tu hijo comience a tener una rabieta, entrégale su frasco de la calma para que lo agite, su atención se centrará en él, verá como sube y baja el glitter, cómo se mueven los colores dentro de él y poco a poco comenzará a calmarse. Puedes acompañarlo en este momento, hablarle en tono suave, tal vez con un poco de música relajante, comentarle que entiendes su malestar y explicarle porqué se siente así y comenzar a darle soluciones a su rabieta.

(37)

Mira este sorprendente artefacto que controla rabietas en los niños

0 Comments