Compras innecesarias para un recién nacido


Cuando quedas embarazada, y es tu primer bebé, se abre la puerta a un mundo completamente nuevo, de ropita diminuta, perita saca mocos, coches, cunas y más. Quieres comprarlo todo, cada artículo nuevo que te presentan te parece útil y esta sensación no disminuye con el correr de los meses. Incluso llegado al punto en el que estás a punto de dar a luz, comienza la etapa de “anidación” (nesting) donde necesitas ordenar hasta el último detalle, del bolso para ir al hospital, la pieza del bebé para cuando lleguen con él a la casa, etc.

Por esta misma razón, muchas veces compramos artículos que no servirán de mucho o tal vez sirvan, pero por un tiempo limitado y tendrás que continuar invirtiendo dinero, que a menos que en realidad no te importe gastarlo, podrías haberlo ahorrado con los siguientes tips.

Cuna de colecho o cuna de corral

Sin duda pueden parecer una excelente opción, muy útiles, pero no son opciones con visión al futuro. La cuna de colecho, te servirá por un par de meses, a lo sumo unos 3 a 7 meses, luego de eso, se hará pequeña y tendrás que invertir en otra. Lo mismo con las cunas de corral, parecieran super seguras, hasta cuando aprenden a pararse, que puede suceder desde los 10 meses en adelante, hasta ahí ya no son muy seguras, pues los niños pueden volcarse o salirse con facilidad. Mejor haz una buena inversión y compra una cuna que luego puedas transformarla en cama.

Mudador

Si tienes una pieza destinada al bebé, probablemente quieras que tenga de todo, decorarla bonita, y más, además en las películas siempre vemos habitaciones preciosas con el infaltable: mudador. Lo cierto es que, más que una necesidad es un lujo. La vida de madre es tan rápida, que muchas veces ni siquiera lo utilizas, lo cambias donde estés (generalmente en la cama o sillones, muchas veces encima de una cómoda, donde finalmente, el mudador pasa a segundo plano.

Coches pequeños

Hay una inmensa variedad de estos, de unos preciosos y delicados, otros más económicos y otros modernos. La verdad es que lo que más necesitas es que sean firmes y prácticos, no sacas nada al comprar coches muy pequeños y delicados, si al par de meses tu bebé quedará estrecho en él. Hay puntos clave en los que debes fijarte como el material, en el ancho de las llantas y en el tamaño del asiento.

Muchísima ropa

Esta es la parte más divertida, acaso no es tiernísimo buscar ropita pequeña, con la que tu retoño se verá precioso y adorable, sin embargo, los bebés crecen a la velocidad de la luz y no estamos contando toda la ropa que muy posiblemente le llegará de regalo si le haces un babyshower. Así que el consejo de tu vida: no le compres ropa de recién nacido, es mejor que le quede un poco grande unos cuantos días a que sólo se la puedas poner una vez y luego adiós. Ahora, si quieres comprarle unas cuantas prendas, es decisión de cada una, pero por el bien de tu bolsillo, no te vuelvas loca comprándole sólo ropa de recién nacido.

(170)

Compras innecesarias para un recién nacido

0 Comments