De princesa a plebeya: Todo por amor


El matrimonio del Príncipe Harry y el de Meghan Markle no es el único en que por amor se deja toda una vida atrás, recordemos que para poder unirse a la familia real británica, Meghan debió renunciar a su trabajo, a su estilo y a las redes sociales, entre otras cosas, todo por amor. Pero hoy, con el matrimonio de la princesa Ayako sucede lo mismo, o casi.

La princesa japonesa Ayako decidió renunciar a su título nobiliario y a sus pretensiones al trono para poder casarse con el plebeyo Kei Moriya, empleado de la compañía naviera Nippon Yusen. Eso sí, la pérdida de su estatus real significa que recibirá nos 107 millones de yenes  (más de 600 millones de pesos) en compensación.

El novio asistió a la ceremonia con un chaqué complementado con chistera y guantes, mientras que la novia decidió vestir un kimono tradicional en conjunto con un peinado recogido típico de la aristocracia imperial nipona, y un abanico de ciprés japones, pero antes de la ceremonia cambió su kimono por una túnica granate.

EFE

La ceremonia se celebró en privado, pero se conoce que fue en el santuario de Meiki de Tokio y que decidieron seguir algunos rituales orientales, como el intercambio de copas de sake y otros rituales occidentales como el intercambio de anillos.

Hay que agregar que según la tradición nipona, sólo las mujeres deben renunciar a su título si desean casarse con un plebeyo mientras que los hombres pueden seguir aspirando al trono imperial, y debido a que muchas mujeres ya han renunciado a todo por amor, la ex princesa Ayako seguirá ejerciendo algunos de los cargos adquiridos durante su etapa como miembro de la familia.

(51)

De princesa a plebeya: Todo por amor

0 Comments