¿Qué son los jabones mágicos y cómo hago el mío?


La mayoría de las personas desconoce el poder que tiene nuestro cuerpo y mente cuando se alinean y trabajan limpios y cómo uno sólo. Las buenas energías o buenas vibraciones, son vitales para tener lo que muchos llaman “buena suerte” que en realidad sólo son energías positivas que fluyen a través de nosotros.

Cuando nuestro cuerpo está cargado de vibras positivas, resulta mucho más fácil de llegar al éxito, en lo que sea que te propongas, desde el laboral hasta el amoroso. Para esto, existen los jabones mágicos, los que tú misma puedes preparar, sin tener que gastar una millonada de dinero.

Lo esencial para preparar tus jabones, es la glicerina, la que se recomienda sea de pH neutro, luego tienes que tener claro sobre qué propósito le darás a tu jabón, para así complementarlo con las plantas y flores adecuadas:

  • Amor y pasión: jazmín, rosa, lavanda,verbena, pachulí, azahar, gardenia y vainilla.
  • Protección: albahaca, romero, sándalo, salvia, mirra y eucalipto.
  • Limpieza, purificación y tranquilidad: menta, salvia, valeriana, orégano, limón, lila, manzanilla, manzana y durazno.
  • Dinero y prosperidad: mejorana, tomillo, naranja, cedrón, canela y mandarina.
  • Salud y curación: jengibre, aloe vera, valeriana, toronja, clavel, menta, olivo y amapola.
  • Felicidad y armonía: clavos de olor, limón, lavanda, rosa, vainilla y sangre de dragón.

Para hacer los jabones debes tener los siguientes ingredientes:

  • Glicerina en barra o viruta, ojalá blanca y de pH neutro.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Alcohol en pulverizador.
  • Escencias, fragancias y flores de tu elección entre las antes mencionadas.

Para su preparación debes estar en un lugar con buena ventilación, trabajar con guantes y gafas de seguridad y no usar elementos de aluminio, prefiere silicona, vidrio y madera. Lo primero es poner la glicerina a baño maría, cuando el agua esté a temperatura ambiente, comienza a poner el aceite de oliva, y revolver en círculos, verás como la mezcla se vuelve más densa y cuesta más revolver. Cuida que no hierva.

Cuando la mezcla esté lista, continúa poniendo las esencias o ramitas de tu preferencia, para la misión de tu jabón. Puedes añadirle colorante de comidas para que tenga colores agradables. Una vez lista la mezcla, ponla en moldes de silicona o plástico y pulverizalos con alcohol. Déjalos secar.

Luego debes encantarlos, para esto se puede utilizar el poder de los arcángeles, cada uno de ellos tiene un propósito:

  • Arcángel Miguel: protección, su color es el azul y su día el domingo.
  • Arcángel Gabriel: pureza, su color es el blanco y su día el miércoles.
  • Arcángel Chamuel: amor, su color es el rosado y su día el martes.
  • Arcángel: Rafael: sanación, su color es el verde y su día el jueves.
  • Arcángel Uriel: éxito/abre caminos, su color es el rojo y su día el viernes.
  • Arcángel Jofiel: sabiduría, su color es el amarillo y su día el lunes.
  • Arcángel Zadquiel: transmutación/transformación, su color es el violeta y su día el sábado.

Para el ritual, debes poner tu jabón en un círculo de sal marina y una vela del color del arcángel al que te ayudará para cargar este elemento. Luego debes repetir esta oración tres veces:

“Arcángel (nombre del arcángel) con tu energía (tipo de energía) baña este elemento que con mis manos he hecho, envuélvelo en tu luz (color) de (amor, sanación, etc). Con él sana el corazón, cuerpo y espíritu de (nombre) elimina cada sensación negativa que lo envuelva y devuelve el balance a su cuerpo y vida, que tenga paz. Lleno de amor, salud y amor (nuevamente el nombre) está gracias a ti, así será, así es”

Luego deja que la vela se consuma por completo y déjalo reposar toda la noche a la luz de la luna, haz el ritual en el día que corresponda a cada arcángel.

(397)

¿Qué son los jabones mágicos y cómo hago el mío?

0 Comments