¿Qué hacer si tienes los pezones rotos por la lactancia?


Estamos en la semana por la lactancia materna y como todo el mundo de la maternidad funciona diferente para cada madre, la lactancia es igual. Por ende, si sientes ardor, dolor o incomodidad, quizás tengas los pezones rotos.

Esto puede ser provocado por un mal agarre del bebé o por una mala posición al momento de amamantar, generando llagas en los pezones por la fricción y la succión.

Una de las formas para evitar la descamación, irritación o grietas en este sector, es manteniendo una buena higiene después de que el bebé de tomar. Lo correcto sería que limpiaras cualquier resto de saliva, luego debes apretar desde la base de tu seno para que salga un poco de leche, unta ambos pezones con ella y déjala secar, luego de eso te vistes como lo haces usualmente.

La leche materna tiene excelentes propiedades curativas, que son beneficiosas para ti misma y sobre todo para las heridas que puedan generarse. Esto ocurre gracias a la proteína de la leche materna, que ayuda a restituir los tejidos.

Eso sí, nunca lo hagas si tus pezones ya están heridos, pues la leche materna también tiene azúcares y estas harán proliferar bacterias y empeorar la situación. Por ello, siempre recuerda mejorar el agarre y posición de tu bebé al alimentarlo.

(55)

¿Qué hacer si tienes los pezones rotos por la lactancia?

0 Comments