Malos hábitos laborales que pueden estar provocándote estrés


Exceso de trabajo, mala relación con tus compañeros, jefes que no valoran tu trabajo como te gustaría, todas estos elementos se irán acumulando y generando estrés en tu vida, sin embargo, no son pocas las ocasiones en las que tú misma eres la que con malos hábitos laborales, te vas autogenerando malos ratos.

Llegar tarde

La puntualidad en nuestro país es una cualidad que está infravalorado. Como dicen por ahí, lo que mal empieza, mal termina y aplica para todo orden de cosas, en tu vida privada, en tu vida profesional, con amigos, con proyectos, todo. Al llegar con tiempo a tu trabajo, puedes organizar mejor tu día y de ese modo ocupar todo tu tiempo de manera más eficiente, sin tener que correr para poder terminar las cosas bien.

No saludar

No importan las diferencias que tengas con tus compañeros, la cordialidad es parte de un trabajo tranquilo, no tienes que dedicarte a preguntarles por su vida, ni cómo les fue a sus hijos en el colegio, simplemente mantener un ambiente agradable, basado en el respeto y cordialidad.

No llevar anotados tus quehaceres diarios

No importa si son pocas o muchas cosas, si prefieres anotarlo en una agenda de papel o en la agenda de tu celular, siempre recuerda que la mente es frágil, una forma de alivianar tu carga mental es anotándola, te hace ser más ordenada y puedes dedicarle tiempo a todo sin olvidarte de nada.

Dejar lo más difícil o tedioso para el final del día

El ir estirando y estirando estas actividades para el final de tu jornada, puede provocar que debas quedarte más tiempo de tu jornada laboral en el trabajo, por muy pesado que sea, haz primero el trabajo difícil, así no importa cómo sea tu día, no te quedarás pegada por siempre en lo mismo, más allá de tu horario normal.

Hacer más de una cosa a la vez

Hay ciertas personas que pueden gozar del don de ser multitareas, pero como dice el dicho “el que mucho abarca, poco aprieta”, no pretendas ahorrar tiempo haciendo más de una cosa a la vez, esto puede volverse caótico y ser contraproducente, más que ayudar.

(39)

Malos hábitos laborales que pueden estar provocándote estrés

0 Comments