¿Qué tan bueno es el anticonceptivo inyectable?


Con los avances en la medicina, el mundo de los anticonceptivos se ha expandido un montón, en cuando a ingredientes, tipos y fórmulas. Dado que todos los ciclos de las mujeres son diferentes, y además todas las mujeres somos diferentes, se vuelve imperioso buscar opciones que se adapten muy específicamente a las necesidades de cada una de nosotras.

El anticonceptivo inyectable, tiene como función evitar embarazos no deseados, sin embargo no protege de infecciones de transmisión sexual, como por ejemplo el condón femenino/masculino o el diafragma (capuchón cervical). Como todo, tiene sus pros y sus contras, que dependerán mucho de si para ti son más valiosos los pros y no tan importantes los contras.

Inyecciones

Primero, debes saber que existen dos tipos de inyecciones: trimestral y mensual. Cada una contiene:

  • Trimestral: progestina.
  • Mensual: estrógeno y progesterona combinadas.

El contenido es similar a las hormonas producidas por el cuerpo humano y se recomienda a partir de los 18 años. El funcionamiento de este anticonceptivo consiste en crear un flujo espeso en el cuello uterino que evita el paso de los espermatozoides, impidiendo así la ovulación.

Pros:

Disminuye el sangrado menstrual, cólicos y dolor abdominal. A veces desaparece el acné, disminuye el grosor de los vellos, y también el riesgo de contraer cáncer de ovario o de cuello uterino.

Contras:

Mientras tu cuerpo se acostumbra pueden provocar, náuseas, mareos, dolores de cabeza, pigmentación de la piel y cambios en la menstruación. Estos síntomas deberían desaparecer apenas tu cuerpo se adecúe al método.

Se recomienda que su uso no se extienda a más de 5 años, apenas dejes de usarlo la fertilidad regresa. Si tienes ganas de probar este método, asegúrate de asesorarte muy bien por tu doctor.

(132)

¿Qué tan bueno es el anticonceptivo inyectable?

0 Comments