Usos del aceite de coco: ¿Qué si y qué no?


Desde hace un tiempo, el aceite de coco se ha vuelto una maravilla para muchísimos aspectos del cuidado de nuestro cuerpo, pues tiene un sinfín de propiedades que te ayudarán a lucir más saludable, hidratada y hermosa.

Sin embargo, como todas las cosas, los usos a pesar de ser muchos, son limitados, ya que hay ciertas partes del cuerpo donde no deberías usarlo o derechamente estás ocupándolo por razones equivocadas. Te explicamos más.

¿Qué si?

Proteger tu cabello: el aceite de coco nutre tu cabello y lo protege del calor, ¡ojo! Del calor, no del sol, por ende es recomendable usarlo en pequeñas cantidad por ejemplo para antes de peinarte, si lo usas en grandes cantidades podría verse grasiento, sin embargo, puedes aplicarlo como mascarilla y utilizarlo durante la noche, luego lávalo por la mañana.

Hidratar la piel: es super humectante, sin embargo debes procurar ocuparlo después del baño y no cuando te vayas a exponer mucho tiempo al sol, pues sigue siendo un aceite. Aplícalo en tus brazos, codos y piernas.

Cicatrización: cuando tengas pequeños rasguños o cortes superficiales, el aceite de coco puede ser un gran aliado para ayudar en la cicatrización, ponlo en cantidades pequeñas, pues si lo expones al sol tu piel puede mancharse. El aceite de coco ayuda a acelerar la producción de colágeno y reduce la inflamación.

Salud dental: al aplicar aceite de coco en tus dientes y dejarlo actuar durante 10 minutos, mejorarás tu salud dental, pues ayuda a eliminar algunas bacterias dañinas de la boca  y reduce la placa bacteriana.

¿Qué no?

Protector solar: nop, no es protector solar, como decíamos no deja de ser un aceite, apenas tiene una protección de 8 SPF, mientras que lo recomendado por los expertos es una de 30 SPF, reserva para tu piel como única función la hidratación.

Rostro: si bien es buenísimo para el resto de tu piel y la mantiene súper hidratada, para nuestro rostro es demasiado graso. Además de ser comedogénico, esto quiere decir que tiene alta probabilidad de obstruir los poros, haciendo que salgan las nunca deseadas impurezas.

Dietas: Puede que sea sumamente bueno en sus usos cosméticos, sin embargo se ha demostrado que no es tan saludable al comerlo. De acuerdo a los estudios de la Asociación Americana del Corazón, aumenta los niveles del colesterol LDL, conocido también como el “colesterol malo” que es el principal causante de enfermedades cardiovasculares.

(81)

Usos del aceite de coco: ¿Qué si y qué no?

0 Comments