Cubre las manchitas de tu rostro como una profesional


Con el paso del tiempo, nuestro rostro comienza a mancharse, sobre todo cuando de jóvenes no hemos sido cuidadosas con nuestra piel y la hemos sobre expuesto al sol, o hemos hecho caso omiso a los consejos de nuestra madre y cada vez que nos salía un granito pequeño, lo estrujábamos, pinchábamos, rascábamos, y resultaba en una gran mancha fea.

Afortunadamente, para eso existe el maquillaje, para ayudarnos a disimular todas aquellas imperfecciones que hacen que nuestra cara se vea poco armoniosa o que se destaque mucho más que el resto de nuestra piel.

Para poder aplicarlo como una reina, debes tener un poco de conocimientos básicos sobre la teoría del color, pues existen colores que neutralizan a su oponente. Por ejemplo:

Verde: ayuda a disminuir los enrojecimientos, es ideal para aquellas espinillas monstruosas o para pieles con rosácea.

Amarillo: sirve sobre todo en el área de la ojera, contrarresta los colores oscuros, cómo azules y morados.

Morado: al contrario del amarillo, empareja áreas amarillas o muy pálidas. Ayuda a las personas con subtonos amarillentos en su piel, a verse menos pálidas antes de la base.

Azul: corrige aquellas manchas amarillentas o naranjas sobre la piel.

Café: Sirve principalmente para contornear el rostro, debe ser acompañado por una buena base e iluminador a tono con el maquillaje.

Melocotón: ideal para las personas con las ojeras demasiado marcadas.

Naranja: Ayuda a ocultar venas demasiado visibles, hematomas y ojeras muy oscuras.

(70)

Cubre las manchitas de tu rostro como una profesional

0 Comments