Aprende a  preparar la piel para esta primavera


Aún no es muy notorio en gran parte de Chile, pero ya llegó la primavera y en cualquier minuto sentiremos la llegada del sol y el calor, y la piel es el primer órgano de nuestro cuerpo que siente estos cambios, y por eso su cuidado requiere una atención especial para que no «sufra» la transición del frío al calor. Lo bueno es que sólo necesitas cuatro pasos básicos: limpiar, exfoliar, hidratar y proteger. 

Nuestra piel llega a la primavera algo afectada por las frías temperaturas del invierno y lo que hacemos para no sentirla. Entre el frío y la exposición a calefacción la piel se reseca y en algunos casos se debilita, por lo que en esta época es fundamental recuperar su estado saludable para que pueda resistir las altas temperaturas del verano.

 

Los primeros días de primavera se destacan por los cambios de temperatura, irritación de la piel y la aparición de alergias, por ello lo principal es enfocarse en hidratar en profundidad la piel con cremas humectantes y componentes que impidan la pérdida de agua de la piel.

Luz Sotomayor, Fundadora de Apícola del Alba explica:

“La hidratación es un punto clave para cuidar la piel y mantener su elasticidad y luminosidad, y el aloe vera es el mejor aliado para hidratar y recuperar la piel de las agresiones»

Fotografía de Jennifer Boldt por Paulina Olivares.

Como los días soleados comienzan a aumentar en esta temporada, también es muy importante evitar los efectos nocivos del sol con el uso diario de un protector solar (factor 30 o superior), además de seguir buenos hábitos de limpieza. Los productos desmaquillantes y de limpieza facial deben ser suaves y no favorecer la sequedad cutánea.

Estrella Leiva, maquilladora y esteticista comenta algunos consejos para potenciar estos hábitos de limpieza:

“Hay que tener cuidado con la limpieza diaria acorde al tipo de rostro en mañana y noche, y tener siempre a mano algún tónico calmante, porque al ser primavera y con la aparición de la flora las alergias comienzan a surgir, esto puede ser un agua de manzanilla»

Finalmente, no se debe descuidar la exfoliación de la piel porque en invierno producimos una mayor cantidad de células muertas y es imposible deshacerse de ellas naturalmente. Una buena exfoliación es fundamental para la salud dérmica, ya que estimula la renovación celular, deja la piel mucho más suave y el cutis brillante.

Incorpora estos pasos a tu rutina y tu piel se sentirá más preparada para soportar los estragos del verano, el sol y el calor.

(79)

Aprende a preparar la piel para esta primavera

0 Comments