¡El jote pegajoso!


Hay escuchando hablar de los jotes, no nos referimos justamente aquellas aves que nos asustan pero saben que hay tipos y tipos de hombres que parecen verdaderos cazadores y es que insisten e insisten, ¿qué miedo no? si salen corriendo antes de terminar este párrafo los entenderé perfecto, están en todo su derecho.

“El que la sigue la consigue” y por mucho que nos moleste de pronto hay jotes que logran su obtener su presa por cansancio, y en este caso nos referimos aquellos cargantes y pegotes que a ratos nos gustaría tener bien lejos, a kilómetros de distancia, cosa que les costara harto llegar nuevamente.

Si nos gusta que sean cariñosos, tiernos, amables y hasta cercanos el tema es cuando pasan los límites de lo normal, porque mientras más pegados menos te deseo y de verdad que es así o ¿no? un poquito de indiferencia no le vendría mal a nadie.

Si ya vemos que nos va a cantar “olvídame tú que yo no puedo”, pero lamentablemente lo único que queremos es que así sea, necesitamos libertad porque a esta altura con la insistencia parecemos verdaderos leones enjaulados con ganas de arañar y abalanzarnos sobre quien nos quiere poseer.

¡Basta ya! En qué idioma les decimos que ya no queremos que esté más cerca de nosotros. Entendemos que nos quiera demostrar a como dé lugar su amor y cariño, sin embargo, todo tiene límites y parece que no entendió que está invadiendo nuestro espacio.

¿Cómo se lo decimos entonces? Bueno lo primero es frontal y directo, pero tampoco queremos herir sus sentimientos porque sus intenciones no son hacernos daño solo que su amor es tan intenso que nos está asfixiando con tanta fuerza que ya ni siquiera está siendo algo sano.

Pero es que en verdad no nos pasa nada con este tipo de jotes, ahora no podemos generalizar porque hay quienes se sienten protegidas y amadas, pero eso son casos particulares, aunque no creo que siempre tengan esa disposición para enfrentar a sus “jotes cargantes”.

¡Rosas qué romántico! ¡Llamados cada dos minutos al comienzo hasta nos hace sentir que le importamos! Pero con el tiempo pasa a llevar la intimidad y peor aún cuando no sientes nada por esa persona, si pareciera que decirles NO para ellos significa un sí.

Y tú ¿qué tipo de jote te consideras?

(114)

¡El jote pegajoso!

0 Comments