Elige el mejor exfoliante para ti, según su función


No importa qué tipo de rutina de belleza estés llevando, si es la coreana con sus 10 pasos o una más sencilla que viste en algún blog de belleza, si o si, estará presente la exfoliación, pues limpiar nuestra piel de las células muertas que se juntar durante el día, al sudar e incluso al dormir, es parte importante del proceso de cuidado facial.

Contrario a lo que tal vez crees, existe más de un tipo de exfoliante y no hablamos de que los hay de naranja, chocolate o plátano, sino más allá de eso, existen diferentes fórmulas y composiciones de estos, por ende se aplican distinto y se hacen en tiempos diferentes.

Exfoliantes mecánicos

También llamados “físicos” son los más comunes, funcionan por arrastre, generalmente contienen micro gránulos que ayudan a la eliminación natural de células cutáneas, suelen ser gránulos de sal, azúcar, polvo de oro, entre otros. Su aplicación es sencilla, sólo debes frotarla en círculos contra tu piel, siempre en forma ascendente. Debes tener cuidado de hacerlo muy seguido, pues en exceso producen el efecto contrario, en pieles mixtas o secas, puede provocar resequedad, por el contrario en pieles grasas, puede generar brotes de acné y más grasa. Lo recomendable es que lo hagas una vez a la semana o una vez cada 15 días. Sirve para cualquier parte de cuerpo.

Gommage

Es parte de los exfoliantes mecánicos, pues también tiene gránulos, la diferencia radica en su aplicación y consistencia, pues se esparce en círculos en todo el rostro y al ser pegajosa esta se va adhiriendo a la piel, una vez seca se limpia con un poco de agua, de modo que los gránulos cumplan su función de arrastre de la piel muerta. Debes aplicarlo con la piel húmeda. Se recomienda hacerlo una vez al mes, por ser abrasivo.

Exfoliantes enzimáticos

Suelen ser cremas que se aplican como una mascarilla, no tienen micro gránulos, pues su objetivo es hidratar y limpiar la piel. Su composición la hace ideal para pieles mixtas. Sólo se aplica, se deja secar la cantidad de minutos que indique el envase y luego se retira con agua. Este tipo de exfoliantes puedes usarlos hasta 2 veces por semana.

Exfoliantes químicos

Este es el más abrasivo de todos, por ende, debe hacerlo un profesional y debes consultarlo con tu doctor antes de aplicarte cualquier tipo de tratamiento de este tipo. Con este exfoliante puedes retirar hasta 11 capas de tu piel. La mayoría consiste en ácidos que retiran las capas más superficiales de la epidermis, para lograr una limpieza profunda. Tu piel quedará roja durante un par de días o semanas, además de hipersensible al sol, se recomienda no exponerse a él durante varios meses, por lo que se recomienda hacerla máximo una vez al año.

(14)

Elige el mejor exfoliante para ti, según su función

0 Comments