¿Por qué mi hijo come tierra?


Los niños muchas veces comen lo que encuentren por ahí, se encuentran en una etapa donde están aún descubriendo el mundo y cualquier olor o textura atrayente puede hacerlos querer probar su sabor, por eso no es de extrañar que los descubramos comiendo shampoo, colafría, mocos, incluso tierra.

La mayoría del tiempo, después de probarlo y adivinar que no sabe tan rico como esperaban, dejan de hacerlo, lo preocupante es cuando esta actividad se vuelve en algo recurrente, por ejemplo con la tierra, esto podría denotar falta de ciertos minerales y una posible enfermedad.

Cuando tu pequeño come tierra, podría ser un indicio de anemia, esto se da pues el cuerpo no cuenta con suficientes glóbulos rojos, ni hemoglobina para transportar oxígeno por todo el torrente sanguíneo a los diferentes tejidos del cuerpo.

Síntomas

El cuerpo de los niños es super adaptable, sin embargo, hay que tener en cuenta los siguientes síntomas para notar si está sufriendo esta afección.

  • Fatiga
  • Debilidad
  • Piel pálida o amarillenta
  • Dolores de cabeza
  • Dificultad respiratoria
  • Irritabilidad
  • Manos y pies fríos
  • Mareos
  • Comer tierra

¿Por qué comer tierra?

No sólo puede ser tierra, también puede ser hielo, papel o arcilla. Esta acción se conoce como “pica” y es por una falta de hierro en el cuerpo y su alimentación. Por ello, el cuerpo de alguna manera busca suplir esta falencia, con estos elementos.

(43)

¿Por qué mi hijo come tierra?

0 Comments